Medida excepcional, para tiempos excepcionales.


Alcalde Alessandri pide fijar precios de la canasta básica durante pandemia: “Es una medida excepcional, para tiempos excepcionales. La fijación de precios que contienen la caja de alimentos, yo creo que hoy se hace muy necesaria"

Me parece que al señor Felipe Alessandri se le olvidó la teoría básica de precios y lo que la historia y los datos tienen para enseñarnos. La fijación de precios es una medida poco razonable, emocionalmente muy atractiva y económicamente devastadora.

Los precios no son simplemente un monto determinado de dinero que los individuos pagan por un bien o servicio, los precios son más que eso, son un mecanismo de transmisión de información fundamental en la economía. El precio envía una señal a los sectores económicos para coordinar la actividad productiva en función de aquellos bienes y servicios que la sociedad demanda en determinado momento.

Fijar precios es destruir la señal que le indica a los actores económicos qué y cuánto producir. En ausencia de precios de mercado, no se incrementa la producción, porque los actores productivos no tienen incentivos para hacerlo, la demanda no se satisface y la escasez se hace presente por un tiempo prolongado. Es una solución muy de corto plazo, y que debe ser evitada si lo que nos importa realmente es el bienestar de los individuos.

Una crisis es cuando menos se deben adoptar o promulgar este tipo de medidas, ya que, tal como lo dicta su definición, los precios de mercado son lo que moviliza los recursos productivos para incrementar la cantidad de ese bien que hoy escasea. Es un proceso de ajuste por el que se debe pasar para evitar medidas que sin lugar a dudas terminan perjudicando a la población, sobre todo a los de menos recursos, ya que bien sabemos que solo producen escasez y malestar en el largo plazo. 

Luego aparecen las cuotas máximas y el racionamiento de bienes, y, por consiguiente, el mercado negro, donde la calidad de los bienes es inferior y los precios más elevados, dada la prima por riesgo que deben correr quienes participan en este. Nuevamente, es la gente con menos recursos la más afectada.

Sé que suena duro y poco empático, si es que así lo quieren ver. Sin embargo, considero que las medidas deben ser aquellas que sean sostenibles y beneficiosas a largo plazo. Todos hemos sido testigos de la reciente gran alza de precios en insumos médicos, tales como las mascarillas, los guantes, los termómetros, etc. Hay gente que lo ve como un aprovechamiento por parte de los productores, sin embargo creo que debe ser visto más como una señal y un llamado a destinar más recursos a la producción de estos mismos, para así lograr suplir la gran demanda que estos bienes tienen hoy. Es así como se superará la crisis sanitaria, ya que si nos vamos por el lado de fijar precios a estos insumos, los productores no tendrán incentivos a aumentar su producción, y por consiguiente habrá escasez,  nefasta en este contexto.

Una vez tomado el sendero de la fijación de precios, es muy difícil volver atrás, aunque se diga que esta medida es “excepcional porque estamos atravesando un momento excepcional”. No obstante lo anterior, las crisis y las grandes variaciones en ofertas y demandas de los bienes y servicios demandados en una economía siempre han estado y estarán presentes, aquello no debiese ser novedad. Las personas suelen fijarse en el efecto inmediato que la bajada de precio artificial ocasiona, por lo tanto siguen apoyando este tipo de políticas después, ignorando el desastre real que pueden generar. Luego vienen los políticos, que hacen del populismo y demagogia su estilo, promulgando medidas emocionalmente atractivas, pero racional y económicamente devastadoras.

Como figura pública se debe ser responsable con lo que se dice, y más aún si es por medio de un canal de televisión, y me parece que el señor Alessandri ha faltado gravemente a esta responsabilidad. Sus dichos, aunque suenen a primera vista una solución solidaria y prometedora, son en realidad algo que se debe evitar. Y más aún si lo que más nos importa son los de menos recursos. A principios de los '70, en Chile se fijaron los precios de más de 3.000 bienes. Creo que es un tema muy sensible en este contexto y que puede hacer que la gente se deje llevar por las emociones. Esto no es más que mi punto de vista.

Diego Correa Abbott.

Cuarto Año Ingeniería Comercial UC

“Quienes no conocen la historia están condenados a repetirla” - Edmund Burke

0 vistas

Contacto

Campus San Joaquín

Av. Vicuña Mackenna 4860

Macul, Santiago.

© 2020 por CAAE 2020